Artículo
Patología mastocitaria y educación
Comparte este artículo en

Descripción

Las mastocitosis y enfermedades relacionadas se encuentran dentro de las enfermedades raras, es decir la padecen menos de 1 persona de cada 2.000. Su nombre deriva de los mastocitos, células que todos tenemos, y que se originan en la médula ósea, desde donde pasan a otros tejidos y participan en procesos alérgicos, de inflamación y también defensa del organismo. La patología mastocitaria se produce por la hiperactividad del mastocito con la liberación de sus mediadores y/o por el aumento del número de mastocitos anormales en diversas zonas del cuerpo, lo que da lugar a la sintomatología de esta enfermedad. La piel es el órgano que con mayor frecuencia está afectado en las mastocitosis, y se caracteriza por la presencia de lesiones cutáneas de color rojo-violáceo; sin embargo en el síndrome de activación mastocitaria no hay lesiones cutáneas típicas de mastocitosis. Otros órganos que pueden estar implicados son la médula ósea, hueso, tracto gastrointestinal… Hay que señalar que no se trata de una enfermedad contagiosa, y que, con la excepción de un pequeño número de casos, tampoco es hereditaria.

Síntomas

Las manifestaciones clínicas son múltiples y varían de un paciente a otro, así se puede producir prurito, enrojecimiento facial o generalizado, ampollas, cólicos abdominales, diarrea, dificultad de concentración, malabsorción, osteoporosis e incluso anafilaxias. Las patologías mastocitarias son un grupo heterogéneo de enfermedades, con variabilidad en la edad de comienzo de la enfermedad pediátrica vs adulta, en el comportamiento clínico: indolente vs agresivo, la cantidad de mastocitos, el número de órganos afectados y otros muchos aspectos. Cuando la aparición es en edad pediátrica existe un porcentaje de niños que experimentan remisión de la enfermedad al llegar a la pubertad, mientras que otros evolucionan a la forma de adulto.
Para evitar la aparición de síntomas se deben controlar aquellos factores que pueden inducir liberación de los mediadores de los mastocitos como cambios bruscos de temperatura, calor, estrés y ciertos medicamentos (antiinflamatorios no esteroideos –AINES-, mórficos, contrastes radiológicos iodado, anestésicos…)
Al ser una enfermedad poco frecuente y de carácter heterogéneo, es necesario acudir a centros especializados en la enfermedad para un diagnóstico y tratamiento correcto. En España existe una unidad dedicada al tratamiento de esta patología, se trata del Instituto de Estudios de Mastocitosis de Castilla-La Mancha.

Mastocitosis

Cómo afecta la patología mastocitaria en la educación

Las patologías mastocitarias son un conjunto de enfermedades muy heterogéneas por lo que la problemática y limitaciones van a diferir mucho de unos pacientes a otros. Así, mientras algunos pueden llevar una vida prácticamente normal, otros presentan numerosos episodios de liberación de mediadores mastocitarios que les obliga a frecuentes visitas a las urgencias hospitalarias, y a ingresos hasta alcanzar el control de los síntomas.
Síntomas relativamente frecuente en los niños con mastocitosis son el prurito sobre las lesiones cutáneas o generalizado, así como el enrojecimiento facial o generalizado; y con menor frecuencia los síntomas gastrointestinales así como problemas de atención y concentración. Todos ellos pueden provocar que el niño esté intranquilo, más irascible e inducir falta de atención en clase y dificultades a la hora de realizar las tareas escolares lo que va a incidir negativamente en el rendimiento escolar y conllevar fracaso escolar. El estrés es un factor desencadenante de la liberación de los mediadores de los mastocitos, lo que agrava la sintomatología en determinadas situaciones, como los exámenes, precisamente en el momento en que se necesita estar a pleno rendimiento. Algunos niños son especialmente sensibles al calor, lo que puede hacer necesario la presencia de aires acondicionados en sus aulas. En este sentido es fundamental que el colegio sea sensible a estas necesidades y facilite la instalación de los equipos necesarios, que evitarán que el niño sufra crisis.


Un problema añadido es el psicológico, este puede empezar en la edad infantil, donde la presencia de manchas puede producir rechazo y estigmatización por parte de los otros niños. Sobre los 5-6 años, los niños empiezan a ser conscientes de que sus iguales no tienen esas manchas. Son preguntados con frecuencia si tienen varicela o sarampión, y pueden llegar a ser víctimas del rechazo y estigmatización por parte de otros niños. Dada la baja incidencia de la enfermedad es muy poco probable que dos niños con esta afectación coincidan, lo que crea en los menores un sentimiento de ser los únicos con esas “manchas tan feas”. Llegada la adolescencia, la ansiedad por la presencia de manchas es más crítica, pues es un periodo de conflictos internos, en el que el niño está formando su identidad. A esta edad, la imagen física forma parte central de la identidad, y la comparación con su grupo de iguales es el modo en que los niños empiezan a definirse. Considerarse los únicos en esta patología y no poder compartir dicha inquietud produce un gran perjuicio en la adaptación a la enfermedad y la configuración de su personalidad. En muchos casos esta situación se resuelve favorablemente y el adolescente aprende a aceptar sus manchas, sin embargo, otros rechazan ir a la playa, piscina… o ponerse en manga corta.

Qué puede hacer la comunidad educativa y la sociedad para mejorar la integración de los niños con Mastocitosis

Mastocitosis

En las aulas el profesor es una pieza clave para encauzar los problemas psicológicos derivados de la presencia de lesiones cutáneas, y conseguir una adecuada inclusión de los niños y jóvenes con cualquier patología, y en particular con mastocitosis. El educar en la aceptación y el respeto a la diversidad, en valorar a todos con independencia de su aspecto, el ser conscientes que el compañero que es diferente también tiene muchas cosas que aportar, el impulsar el cambio de aptitud de los menores hacia la integración en el grupo y así aprender que todos juntos podemos avanzar de forma mucho más positiva.

Es fundamental, por parte de la comunidad educativa, una actitud comprensiva con aquellos alumnos que debido a la enfermedad tengan numerosas faltas de asistencia o problemas en la realización de las tareas encomendadas. Esta problemática se agudiza cuando no existen lesiones cutáneas ya que al no existir un signo visible de la enfermedad resulta más complicado interpretar la sintomatología y malestar que padece el paciente, por lo que es fundamental que su profesorado conozca la patología y sea sensible a la problemática que presenta. Además, es necesario potenciar estrategias que favorezcan la adquisición de los conocimientos esenciales y la continuidad de estos alumnos a niveles altos de formación educativa.
La aptitud y la sensibilidad de los padres de los otros alumnos también es un factor decisivo, ya que ellos pueden impulsar la solidaridad, la comprensión de sus hijos ante la diversidad, evitar el rechazo y la estigmatización. De esta forma además estarán colaborando en el crecimiento personal de sus hijos.

Qué proyectos tiene la AEDM para impulsar la educación en la inclusión

La Asociación Española De Enfermos de Mastocitosis (AEDM, www.mastocitosis.com) es plenamente consciente de las dificultades de nuestros menores, por la propia enfermedad, y de cómo se acrecientan, especialmente en la adolescencia, por los problemas psicológicos. Para paliar el sentimiento de soledad, de ser el único con manchas… la AEDM impulsa reuniones de fines de semana de familias, donde los niños y jóvenes aprenden que no son únicos, que existen otros menores con su misma problemática. Además, se promueve un concurso de dibujo en que los menores, a través de sus pinceladas, nos revelan sus sentimientos frente a la enfermedad.
Para colaborar con la comunidad educativa impulsando la integración e inclusión en las aulas, el año pasado la asociación se embarcó en un proyecto, que implica la edición de un cuento sobre mastocitosis y un cortometraje. Este proyecto está también impulsado por la Asociación artístico-cultural Peloki. El cuento a día de hoy es una realidad: “La Constelación Pica Pica de Isabel de Ron que se distribuye a través de la AEDM (cuentanos@mastocitosis.com). Este cuento va permitir que los más pequeños, a través de los ojos de Violeta, una niña con mastocitosis, se introduzcan en su mundo, en su día a día y en como a pesar de las dificultades las estrellas iluminan su camino. El cortometraje Contando Estrellas, basado en el cuento y actualmente en postproducción, está dirigido por Josevi García Herrero y cuenta con la colaboración, entre otros, de los actores Emilio Gutiérrez Caba, Jaime Pujol, Cristina Perales y Fede Aguado. El cortometraje será una gran herramienta para llegar a los jóvenes, que a través de las vicisitudes de Violeta podrán comprender lo que es tener una enfermedad rara y como esto no impide llegar a lo más alto, sobre todo con el apoyo de los demás.

Mastocitosis

La Asociación ya ha iniciado cuentacuentos con un resultado muy positivo, siendo bien acogida la iniciativa por los menores, que de esta forma aprenden a valorar la diversidad, a comprender que todos somos diferentes y que todos podemos aportar algo para ir construyendo un mundo mejor.

Comparte este artículo en
Asociación española de Mastocitosis (Eugenia Ribada y Mercedes Martín)
Asociación
Ver perfil completo
Instituto de Estudios de Mastocitosis de Castilla-La Mancha (CLMast) (Almudena Matito)
Asociación
El Instituto de Mastocitosis de Castilla La Mancha (CLMast) es un centro especializado en el diagnóstico y tratamiento de las mastocitosis y enfermedades relacionadas. El CLMast dispone de la infraestructura y personal necesario para desarrollar una atención integral de todos los pacientes que le son remitidos. El CLMast coordina la Red Española de Mastocitosis (REMA) en la que se incluye el Servicio de Citometría de la Universidad de Salamanca, y colabora con los profesionales de Centros de Atención Primaria, Servicios de Alergología, Hematología, Dermatología, Pediatría… que así lo precisen. Además la REMA también colabora activamente con los centros y profesionales que conforman la European Competence Network on Mastocytosis (ECNM). Almudena Matito es Médico especialista en Alergología y Doctora en Medicina, que desempeña su actividad profesional como Médico Adjunto en el CLMast desde el año 2008, por lo que ha centrado su actividad y líneas de investigación clínica en la patología mastocitaria.
Ver perfil completo
Almudena Matito
Médico, Alergología
Médico especialista en Alergología y Doctora en Medicina, que desempeña su actividad profesional como Médico Adjunto en el CLMast desde el año 2008, por lo que ha centrado su actividad y líneas de investigación clínica en la patología mastocitaria.
Ver perfil completo
Eugenia Ribada y Mercedes Martín
Asociación
Miembros de la Asociación Española de Mastocitosis (AEDM). Como la mayoría de los miembros de la Junta Directiva atienden a las personas con mastocitosis que contactan con la asociación a las que transmite tranquilidad y ánimo para enfrentar el diagnóstico de mastocitosis. Así mismo, gestionan las Jornadas anuales de la Asociación, y Eugenia Ribada también se encarga de la organización de las reuniones de fines de semana de los asociados
Ver perfil completo
Mastocitosis
Es necesaria la colaboración de padres, educadores y sociedad para la correcta integración y desarrollo de los niños afectados de patologías mastocitarias. En esta colección ofrecemos una guía de atención a la diversidad centrada en alumnos con problemas de salud, una guía de recursos para el aula y un libros cuyos beneficios va destinados a la Asociación Española de Mastocitosis.
¡Suscríbete a nuestra newsletter!
Mantente informado de las noticias más destacadas del sector, los estudios y tendencias en la formación y la educación de niños y niñas directamente en tu correo electrónico.
* campo obligatorios
Recursos
En esta sección os ofrecemos una gran colección de actividades para hacer con los niños o proponérselas para que las hagan ellos solos. Incluimos actividades propuestas por nuestro equipo de profesionales como manualidades, juegos o recetas de cocina, entre otros, que serán muy útiles para estimular y divertir a los niños.
Nuestros expertos te ayudan
Ponemos a tu disposición nuestro equipo de psicopedagogos para que les hagas tus preguntas acerca de este y otros temas que te preocupen. ¡No lo dudes y haznos tus preguntas!
Últimas dudas resueltas
  • Usuario anónimo preguntó:

    Hola mi hijo de 5 años tiene miedo a la oscuridad, no quiere pasar la noche en su habitación ni andar por casa solo a menos que estén las luces encendidas. Nuestra casa no es grande, por lo que siempre nos escucha y si nos llama acudimos pero se niega a ir sin nosotros a habitaciones...

    Responde Equipo Psicopedagógico de El faro de tiza, Psicopedagogía, Psicología, Educación y Animación a la lectura :
    Hola, en principio es normal que un niño de la edad de tu hijo manifieste miedo a la oscuridad, alrededor de los 3 años la capacidad cognitiva...
    Leer respuesta completa
  • Usuario anónimo preguntó:

    Mi hija de 10 años es muy tímida, le cuesta mucho hacer amigos, ahora que llega el verano me da pena porque la única niña con la que juega es una niña de su cole y durante estos meses no se ven. ¿Cómo puedo ayudarla a hacer amigos?

    Responde Macarena Requena, Psicóloga y Psicopedagoga, Atención a la diversidad y problemas de conducta:
    Hola, con los datos que nos ofreces es un poco difícil darte unas orientaciones adecuadas, en muchas ocasiones confundimos timidez con otras dificultades...
    Leer respuesta completa
  • Ver más consultas
¡Haznos tus preguntas!
* Campo obligatorio
Últimos Recomendados
Dormir sin lágrimas
Dormir sin lágrimas
La Esfera de los Libros
Libros urgentes en agapea.com
Premio Empresa Responsable con la Infancia 2017
Política de privacidad
Copyright © Agapea Factory S.A 2018